El gato en la meditación. Prueba a meditar con él

meditación

El gato en la meditación

Meditación con tu gato

Ya lo dijo Julio Verne :”Los gatos son espíritus que han bajado a la tierra. Estoy seguro de que un gato podría caminar sobre las nubes sin traspasarlas.”
No fue el famoso autor de novelas de ficción, el único en tener esa percepción. Los amantes de los gatos, los solemos percibir así. Por ello, no es tan extraño asociar al gato a la meditación.

Si nos fijamos bien, la primera postura que toma un gato cuando se despierta, es una postura de yoga. Lo hacen de manera, relajada, tranquila, elegante, parsimoniosa. No se levantan corriendo y a contra reloj como la mayoría de nosotros.
Inconscientemente, ellos saben que al estirarse eliminan tensiones y contracturas.

Ellos disfrutan de cada momento

La vida está hecha de instantes dónde su aseo diario, sus interminables siestas o sus baños de sol en invierno se convierten en instantes de paz para el que los observa.

¿Te has dado cuenta de como observa el mundo un gato? Lo hace desde la calma, desde en presente. Algo que nosotros debemos trabajarnos día a día.

Cuando ellos quieren estar solos, se van, se esconden en su rincón preferido. Nosotros deberíamos imitarles y desconectar siempre que lo necesitemos.

Ríete, y si puedes, hazlo a carcajadas, pero siempre desde la sinceridad, que no sea una risa finjida. Sonríe mientras tu gato te ronronea plácidamente…es otra manera sencilla de meditación y paz.

A cualquier persona que conviva con un gato no le extraña que les digas que “son sanadores”.

Porque todos saben que tu gato percibe cuándo te encuentras mal, triste, deprimido. Detectan la falta de algún miembro de la familia y realizan el duelo contigo.

Son muchas las personas que nos explican que si no hubiera sido por poder interactuar con su gato, no hubieran superado una depresión.

En nuestra casa, cuando ha venido alguna persona que se encontraba mal, Bekam, se sentaba a su lado. Simplemente se estiraba, sin más.

Recuerdo una vez que vino una persona a la que además, no le gustaban los gatos. Recuerdo su mirada inicial de reproche.
– Estás triste, verdad? Le pregunté .
– Noooo, contestó ella, estoy bien.
– Que raro, porque Bekam se suele poner al lado de la gente que necesita consuelo o ayuda.

Simplemente lo miró y se puso a llorar. Bekam, no se separó de ella en todo el rato que estuvo sentada en el sofá . Después cuando le estaba preparando su tratamiento floral, como siempre hace él, se puso al lado de la caja de esencias. Él es el auténtico terapeuta de casa 🙂

Hay muchas leyendas preciosas sobre gatos, pero me ha encantado La leyenda budista sobre los gatos, escrita en el blog de Violeta Violett . Allí explica que en Thailandia existe la leyenda de que cuando una persona fallece alcanzando el nivel de espiritualidad más alto , su alma se unía al cuerpo de un gato. Os recomiendo que os paséis por este precioso blog y lo leáis detenidamente.

En Gatsdebach nos encantaría que pudieses poner en práctica una bonita meditación con tu gato y para ello te dejamos el link de Mercè de Vida natural animal, dónde nos propone una preciosa meditación con nuestros felinos.

Meditar con ellos nos acerca un poco más y nos permite disfrutar de momentos de calma tan necesarios para todos.
Las sinergias que se crean entre el humano y el felino durante esos minutos, son absolutamente maravillosas.

Y vosotros, meditáis con vuestros compañeros de cuatro patas? Nos lo queréis explicar? Estaremos encantados de leeros. Muchos ronroneos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Share
Share

Si continuas navegando por nuestra pagina web, damos por hecho que estas aceptando nuestra politica de cookies. Más información

Política de Cookies

En cumplimiento de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico le informamos de la utilización de cookies en "gatsdebach.com" con el fin de facilitar y mejorar la navegación a los usuarios, recordando por donde navegó en el sitio web, su nombre de usuario al registrarse, las preferencias y configuraciones de visualización, y ofreciendo a cada usuario información que puede ser de su interés.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un archivo de texto muy pequeño que un servidor Web puede guardar en el disco duro de un equipo para almacenar algún tipo de información sobre el usuario. La cookie identifica el equipo de forma única, y sólo puede ser leída por el sitio Web que lo envió al equipo. Una cookie no es un archivo ejecutable ni un programa y por lo tanto no puede propagar o contener un virus u otro software malicioso, ni puede tener una longitud superior a 4.000 caracteres.

¿Para qué sirven las cookies?

La utilización de las cookies tiene como finalidad exclusiva recordar las preferencias del usuario (idioma, país, inicio de sesión, características de su navegador, información de uso de nuestra Web, etc.) Recordando sus preferencias no tendremos que, por ejemplo, preguntarle por su país cada vez que visite nuestra Web. Sabremos las características del ordenador que está usando y así podremos ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Las cookies pueden ayudar a nuestro sitio Web a distinguir el navegador del usuario como visitante anterior y así guardar y recordar las preferencias que puedan haberse establecido mientras el usuario estaba navegando por el sitio, personalizar las páginas de inicio, identificar qué sectores de un sitio han sido visitados o mantener un registro de selecciones en un "carro de compra".

Close