GINGIVITIS UN PROBLEMA PARA LOS DIENTES DE TU GATO

Gingivitis en gatos

La salud de nuestro gato es nuestra principal causa de preocupación . El cuidado de los dientes de nuestro felino, es una de las causas de visita más recurrente a nuestro veterinario.

No hay que dejar su cuidado a la ligera, sino que tenemos que tener muy presente que en muchas ocasiones, son la parte más visible de otros problemas más importantes.

Hoy vamos a hablar de la más común de las enfermedades dentales: La gingivitis

¿QUÉ ES LA GINGIVITIS?

 

Se trata de la inflamación de la línea de la encía, provocada por bacterias que se originan a través de los restos de comida que quedan entre los dientes. Puede llegar a afectar directamente al hueso del diente, ya que la inflamación puede provocar que se “despegue” de la encía, produciendo otras infecciones, caries y/o caída del propio diente.

Signos de que tu gato tiene gingivitis:

 Encías hinchadas, sangrantes, de color rojizo
 Las encías “retroceden” dejando mucho más visible el diente
 Halitosis o mal aliento perpétuo en la boca de nuestro gato
 Dientes más flojos
 Producción excesiva de saliva
 Ingerir alimentos solo por un lado de la boca
 Aparición de un bulto o hinchazón en la cara del gato
 Pus muy visible alrededor de los dientes y las encías.

FASES DE LA GINGIVITIS

 

1. En esta primera fase inicial es cuando empezamos a detectar las encías inflamadas , enrojecidas y que pueden sangrar.
2. Periodontitis: las encías inflamadas avanzan de manera que hay una separación entre el diente y la encía .
A medida que avanza la inflamación empiezan los problemas en las raices dentales con las consecuentes infecciones y hasta la pérdida del diente

¿CÓMO SE PROVOCA LA GINGIVITIS

 

En el mundo “salvaje” los dientes de los felinos están diseñados para cazar y descuartizar las presas que posteriormente se van a comer. Ese desgarro de la presa “limpia” de manera natural los dientes del gato.

Pero nuestro gato no tiene que cazar para alimentarse. Nosotros le alimentamos con piensos, alimentos húmedos en lata o alimentación casera. En ninguno de esos casos anteriores, nuestro gato necesita desgarrar ninguna presa. Es por ello que los restos de los alimentos se van acumulando en los dientes, provocando la placa dental que a su vez provocará la gingivitis.

¿CÓMO SE ELIMINA ESA PLACA?

 

Al igual que en los humanos, la única manera de eliminar la placa es con el cepillado de los dientes. Vale, somos conscientes que abrirle la boca a un gato y cepillarle los dientes no es tarea fàcil…a veces incluso imposible. Por ello, aquí la visita anual a nuestro veterinario de confianza es fundamental, especialmente a medida que van pasando los años.

Nuestro veterinario valorará al hacerle la limpieza bucal a nuestro gato si precisa extraer alguna pieza dental.

No nos olvidemos que si nuestro gato tiene mal sus dientes, puede estar sufriendo dolor y como consecuencia puede cambiar su carácter, estar más apático y dejar de comer.

LA ALIMENTACIÓN

 

Constantemente se está investigando de qué manera se puede ralentizar la acumulación del sarro y por lo tanto las enfermedades bucales en nuestros gatos.
A nivel de piensos, los hay que ya dentro de su formulación tienen unas croquetas con formas, densidades y texturas que ayudan a “raspar” la placa dental cuando el pienso se parte al masticar. Suelen tener frases del tipo “oral care” . También existen algunas “chucherías” pensadas exclusivamente para ese fín.

TRATAMIENTOS EN LA GINGIVITIS

En cualquiera de las etapas anteriores, lo primero que hay que hacer es visitar a nuestro veterinario. Una vez que se ha formado el sarro, la única manera de sacarlo es con una limpieza bucal profesional con raspado y pulido.

TRATAMIENTO FLORAL PARA LA GINGIVITIS

 

En las primeras etapas de la gingivitis, o cuando ya se ha realizado una limpieza bucal o en aquellos casos de gingivitis “crónica”. podemos ayudar a nuestro gato con tratamiento floral.

Se facilitará una formulación adecuada para desinfectar, calmar y desinflamar las encías.

El tratamiento se hará poniendo la formulación en el agua de beber de nuestro gato y reforzando si es posible con la toma directa de las gotas.

En el Congreso Floral de Sedibac del año 2013 las doctoras Amelia Izquierdo  (psicóloga)  y Gema Ballester (odontóloga) fueron ponentes. Juntas dieron una ponencia sobre la utilización de la Terapia Floral en la odontología. En este caso en lacirugía de un diente canino en una mujer que nunca antes había tomado Terapia Floral.
En su caso el abordaje floral fue antes, durante y después de la intervención. El resultado fue que la paciente no tuvo necesidad de tomar ningún antibiótico alopático. No tuvo ninguna complicación posterior, ni infecciones de ningún tipo.

INSISTIMOS, el hecho de poder reforzar con la terapia floral, NO SUSTITUYE ACUDIR A NUESTRO VETERINARIO para realizar el control y la limpieza necesarias a nuestro gato.

Afortunadamente cada día son más las personas que usan hermanadamente la medicina alopática con la terapia natural. Se llama medicina integrativa. TODO SUMA!.

Si queréis contactar con nosotros por este o cualquier otro motivo, ya sabéis que podéis hacerlo a través de nuestro formulario de CONTACTO. Ronroneos para todos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Share
Share

Si continuas navegando por nuestra pagina web, damos por hecho que estas aceptando nuestra politica de cookies. Más información

Política de Cookies

En cumplimiento de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico le informamos de la utilización de cookies en "gatsdebach.com" con el fin de facilitar y mejorar la navegación a los usuarios, recordando por donde navegó en el sitio web, su nombre de usuario al registrarse, las preferencias y configuraciones de visualización, y ofreciendo a cada usuario información que puede ser de su interés.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un archivo de texto muy pequeño que un servidor Web puede guardar en el disco duro de un equipo para almacenar algún tipo de información sobre el usuario. La cookie identifica el equipo de forma única, y sólo puede ser leída por el sitio Web que lo envió al equipo. Una cookie no es un archivo ejecutable ni un programa y por lo tanto no puede propagar o contener un virus u otro software malicioso, ni puede tener una longitud superior a 4.000 caracteres.

¿Para qué sirven las cookies?

La utilización de las cookies tiene como finalidad exclusiva recordar las preferencias del usuario (idioma, país, inicio de sesión, características de su navegador, información de uso de nuestra Web, etc.) Recordando sus preferencias no tendremos que, por ejemplo, preguntarle por su país cada vez que visite nuestra Web. Sabremos las características del ordenador que está usando y así podremos ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Las cookies pueden ayudar a nuestro sitio Web a distinguir el navegador del usuario como visitante anterior y así guardar y recordar las preferencias que puedan haberse establecido mientras el usuario estaba navegando por el sitio, personalizar las páginas de inicio, identificar qué sectores de un sitio han sido visitados o mantener un registro de selecciones en un "carro de compra".

Close