MI GATO TIENE MIEDO. Cómo puedo ayudarle?

MI GATO TIENE MIEDO

¿TE IMAGINAS LO QUE SERIA VIVIR PERMANENTEMENTE ASUSTADO?

Que sintieras tanto y tanto miedo que no quisieras relacionarte con nadie, que no quisieras salir de “tu” lugar seguro e incluso pensaras en arrojar la toalla? Mi gato tiene miedo. ¿Cómo puedo ayudarle?

El miedo y sus consecuencias en los felinos

El hecho de ver que un gato se esconde y que muestra agresividad por miedo, es, en muchas ocasiones, lo que provoca rechazo:

  • A las amantes de los gatos (porque les cuesta entender que le pasa a su gato),
  • A las que no lo son tanto (porque ven en ciertos comportamientos y actitudes una agresividad que les da miedo y afianza su idea de que el gato es poco cariñoso y nada amigable).

Lo primero que tenemos que diferenciar son los diferentes tipos de miedo:

Miedos puntuales: Son aquellos que los provoca una situación concreta: ir al veterinario, un viaje, un compañero nuevo en casa (ya sea humano o animal), pirotécnica, tormentas, ruidos ensordecedores

Miedos más profundos: Provocados por causas que han podido llevar al animal a estados críticos, tanto física como mentalmente. Por ejemplo un abandono, malos tratos, no estar sociabilizados

Miedos “genéticos”: Se trataría de aquellos animales que durante generaciones no han tenido contacto directo “sociable” con el ser humano: .

  • Podemos hablar de generaciones de gatos silvestres. Aquellos que viven el absoluta libertad sin contacto con el ser humano (en el caso de colonias urbanas, aunque sean alimentados por nosotros, no tiene contacto directo) .

O Los que durante muchos años han sido maltratados:

  • Citaríamos, por ejemplo, a los gatos negros. Fueron maltratados y quemados vivos durante la Edad Media y que actualmente aún se usan, desgraciadamente, para ritos Satánicos. En estos casos, el miedo, la tensión y el estar siempre alerta, parece permanecer en ellos. Son muchos los casos que nos llegan de gatos negros con “miedo al mundo”, aunque fueran criados en casa, con protección y cariño.

 

Llegados a este punto...CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTRO GATO?

 

Ante todo la PACIENCIA y el CARIÑO son las bases de cualquier relación que deseemos tener con nuestro felino.

No pretendas solucionar en dos días un problema que tu gato lleva acarreando durante meses o años. Emplees el método de sanación que emplees, necesitará su tiempo e ir a su ritmo para poder gestionar sus traumas y sus miedos.

El gato es un ser hipersensible al que cualquier cambio, por tonto que nos pueda parecer a nosotros le puede afectar y provocar miedo y angustia.

Es importante a la hora de tratar el miedo, hacer memoria y saber en qué momento concreto comenzó todo :

  • Tal vez fue desde que tu hijo se independizó,
  • O desde que trajeron aquellos muebles a casa,
  • Cuando ha nacido el bebé,
  • Desde que está malito y tiene que visitar más a menudo al veterinario,
  • Porque es un animal rescatado y ha sufrido malos tratos y mucho miedo en la calle

Una vez averiguada, si es posible, la causa de miedo, podemos iniciar un PROTOCOLO FLORAL. Este ayudará a nuestro compañero de cuatro patas a gestionar todos esos sentimientos.

 

Flores como Rock Rose, Mímulus, Star, y todas aquellas que sean necesarias según su situación y su carácter le acompañarán en el camino de la recuperación.

Pero supongo que preferís conocer un caso práctico, así que, aquí os dejo el caso de BORN

Si tenéis algún compañero felino en estas circunstancias y lo creéis necesario, no dejéis de consultarnos a través de nuestro cuestionario.

Le ha pasado algo así a tu gato? Quieres compartir tu experiencia con nosotros? Haz tus comentarios, estaremos encantados de leerte!!!

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo para que todo el mundo conozca un poco más a los gatos y los beneficios de la Terapia Floral en ellos. Muchas gracias!!!! Ronroneos

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Share
Share

Si continuas navegando por nuestra pagina web, damos por hecho que estas aceptando nuestra politica de cookies. Más información

Política de Cookies

En cumplimiento de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico le informamos de la utilización de cookies en "gatsdebach.com" con el fin de facilitar y mejorar la navegación a los usuarios, recordando por donde navegó en el sitio web, su nombre de usuario al registrarse, las preferencias y configuraciones de visualización, y ofreciendo a cada usuario información que puede ser de su interés.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un archivo de texto muy pequeño que un servidor Web puede guardar en el disco duro de un equipo para almacenar algún tipo de información sobre el usuario. La cookie identifica el equipo de forma única, y sólo puede ser leída por el sitio Web que lo envió al equipo. Una cookie no es un archivo ejecutable ni un programa y por lo tanto no puede propagar o contener un virus u otro software malicioso, ni puede tener una longitud superior a 4.000 caracteres.

¿Para qué sirven las cookies?

La utilización de las cookies tiene como finalidad exclusiva recordar las preferencias del usuario (idioma, país, inicio de sesión, características de su navegador, información de uso de nuestra Web, etc.) Recordando sus preferencias no tendremos que, por ejemplo, preguntarle por su país cada vez que visite nuestra Web. Sabremos las características del ordenador que está usando y así podremos ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Las cookies pueden ayudar a nuestro sitio Web a distinguir el navegador del usuario como visitante anterior y así guardar y recordar las preferencias que puedan haberse establecido mientras el usuario estaba navegando por el sitio, personalizar las páginas de inicio, identificar qué sectores de un sitio han sido visitados o mantener un registro de selecciones en un "carro de compra".

Close